La “Medellín futuro” de Daniel Quintero, es Fico 2.0

El Plan de Desarrollo de Daniel Quintero fue vendido por él mismo como “el mejor de la última década” (http://bit.ly/33btwsT) y por su Concejal Independiente, Alex Flórez, como “el mejor de la historia” (http://bit.ly/3cQEGrq). Pues ni lo uno ni lo otro. Las 300 páginas del plan “Medellín futuro 2020-2023” son una continuación del modelo de desarrollo de Federico Gutiérrez y de los anteriores alcaldes.

La mayor preocupación de los medellinenses sigue siendo el empleo, que según el índice de Calidad multidimensional de vida disminuye -13%, aunque los ingresos aumentarán en el mismo período 28%. ¿Cómo es posible? El mismo plan responde: “Medellín alberga la población con menores niveles de ingreso y, al mismo tiempo, la población con mayores niveles de riqueza, haciendo que las brechas de ingreso sean más amplias y difíciles de cerrar”[1]El PDM está dividido en cinco retos: Recuperemos lo social, Transformación educativa, Valle del Software, Ecociudad y Gobernanza y gobernabilidad.


Recuperemos lo social
En Recuperemos lo social insisten en el modelo de focalización de los recursos para las personas más pobre por medio del EFATIS y la atención en Salud del MIAS. Las metas, contrario a lo vendido en campaña, son muy reducidas.

DescripciónBaseMeta
Mortalidad infantil7.1%7.0%
Feminicidios2.2%2.0%
Desigualdad de género0.28%0.24%
Personas que superan la indigencia857900

La única razón que explica los bajísimos propósitos de la Alcaldía es el porcentaje de éxito. Por ejemplo: si al final del cuatrienio, logró disminuir la mortalidad infantil en 0.2 puntos, sería un porcentaje de éxito del 200%. Una trampa estadística.


Transformación educativa
La transformación educativa, por su parte, es un atropello a la calidad de la educación y democracia escolar. Plantea el modelo educativo de la ciudad y la revisión del 100% de los Proyectos Educativos Institucionales, PEI, para adaptarlo al Valle del Software. Los PEI son construcciones de cada Institución. Esta vez, la Alcaldía lo hará. No valdrá de nada la democracia escolar y se hace como imposición y no producto de un diálogo con los maestros de Medellín.  El cambio curricular será “un dialogo con el sector productivo” buscando la PERTINENCIA de la educación. El sueño de todo neoliberal. El 33% de las empresas en Medellín, según la Cámara de Comercio, son locales comerciales y talleres de carros y motos. Ellos definirán el rumbo de las IES de la ciudad.

La educación del nuevo talento humano creado por “las potencialidades del valle del software” es entrenamiento masivo en desarrolladores, programas técnicos por competencias y certificaciones para el trabajo de los profesionales de tecnología[i]. Mano de obra barata y calificada. Hasta Manizales, ciudad de los call center, se quiere sumar a la ola tecnológica (http://bit.ly/33cmCnc).   Para las IES públicas, como en el resto de Colombia, la educación es por competencias. El plan se queja de “los contenidos y conocimientos” de la actual y plantea: resolución de conflictos, inteligencia emocional, la negación y el trabajo en equipo, etc[2]. Pura carreta postmoderna  


Ecociudad


La Ecociudad está en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, 2023 y enfocado en la ciudad “compacta y policéntrica” o ciudad vertical que ha denunciado la Escuela del Hábitat de la Universidad Nacional sede Medellín en diferentes escenarios. Propone cuatro Planes parciales que apunta a las tierras planas donde se puede especulación inmobiliaria.En líneas generales, aunque avanza en alcantarillado y mayor acceso al mínimo vital de agua, busca consolidar el POT de Federico Gutiérrez. Un POT de negocios.


Valle del software
El Valle del Software es la gran política económica de Daniel Quintero, pero tiene la menor designación en el presupuesto plurianual. Según el Plan Medellín futuro, la tecnología lo es todo: la solución para la industria, cambio climático, educación, etc.Para fortalecer la industria manufacturera, pilar fundamental de Medellín y las ciudades realmente innovadoras, no hay una palabra ni presupuesto. Es más, afirma que no tiene futuro por estar lejos de los puertos y debido a las pésimas vías de Colombia. Este Plan fue más allá del de FICO a quién tampoco le importaba mucho la industria (http://bit.ly/2xpIUG8).

Las finalidades del Valle del Software son mejorar la productividad, internacionalizar la economía y conquistar mercados regionales y globales. De mercado local, el mejor y el más accesible, nada. Es lo mismo que propuso el anterior Alcalde y hace parte de la política económica de los Tratados de Libre Comercio.No es nuevo, Honduras avanzó en el mismo sentido. Se llama: maquilas de software o digitales. Utilizar empresas anclas para contratar jóvenes con habilidades tecnológicas, pero sin mayor valor agregado. Es la escala más baja de la economía de conocimiento. (http://bit.ly/2wKyC3h)   


En Gobernanza y gobernabilidad destaca la promesa de hacer una actualización catastral y la propuesta uribista, especialmente del conejal Sebastián López, de construir una cárcel para sindicados.  
El nuevo alcalde Quintero no descarta hacer alianzas público privadas y pignorar impuestos futuros para recaudar mayores recursos.Las predicciones de los que no votamos por Daniel Quintero se hicieron ciertas. Hace parte de las nuevas apuestas, juveniles y frescas, de la vieja política tradicional. Que pena arruinarles la fiestas, pero no será la derrota del uribismo, ni el mejor plan de la historia, es Federico Gutiérrez 2.0.  


[1] Plan Nacional de Desarrollo “Medellín Futuro 2020-2023”. Página 50.[2][2] Ibid. Página 145.


[i] Ibid. Página 196.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.