5 Preguntas y respuestas sobre la privatización de ISA

¿Qué es ISA? ¿Sí es rentable?

ISA es la empresa de interconexión eléctrica más importante de Colombia. Conecta el 80% de la red nacional. Tiene 4 líneas de negocios: Energía (construcción de torres y cableado que transporta la energía), Vías (construcción, especialmente en Chile, de vías interurbanas), Soluciones digitales y gestión de sistema en tiempo real (Centro Nacional de Despacho).

Tiene 43 empresas filiales a lo largo de Latinoamérica y para el 2030 espera invertir más de 9500 millones de dólares. Es un multilatina, como se ve, bastante poderosa.

ISA no es ISAGEN, aunque fueron la misma empresa antes de la ley 42 y 43 de los 90. Amén de la “competitividad”, el Estado Colombia dividió las empresas en generación, ISAGEN, e interconexión, ISA. ISAGEN fue vendida en poco más de 6 billones de pesos por el gobierno de Juan Manuel Santos en el 2016. De ISA, que ha pasado por varios procesos de “democratización”, aún queda un 51.4% de acciones en manos del Estado Colombiano y un 8.2% en Empresas Públicas de Medellín.

Los ingresos de ISA están ultra controlados. En el 2020, por ejemplo y a pesar de la pandemia, obtuvo ganancias por 1.4 billones de pesos, 20% más que en el 2019. No solamente es una empresa rentable, según la OCDE, es una de las joyas de la corona. 

¿Cómo ha sido la privatización en ISA?

La privatización viene desde la ley 42 y 43 de los noventas y en los siguientes planes de desarrollo de Uribe y Santos: la Comisión de Regulación de Energía y Gas, CREG, desarrollará el marco regulatorio que incentive la inversión en expansión de la capacidad de generación y transmisión del sistema interconectado por parte de inversionistas estratégicos.

Pero es en el 2019 cuando el ministro Carrasquilla afirma en la revista Dinero que: el Estado provea de energía a ciertas zonas del país mediante empresas propias no es tan prioritario como garantizar la alimentación. Por lo que podría mejor hacerse una “transferencia de recursos”. (http://bit.ly/2ZjgiqK). Esta opinión, y la futura venta de las acciones de EPM en ISA, abrieron la privatización de la empresa de interconexión eléctrica más importante de Colombia.

Contrataron a la firma Posso y Herrera para hacer el estudio y vender las acciones del Estado, pero la oposición no dejo avanzar el proceso. Después, Carrasquilla aprovechando la pandemia, expide el decreto 811 que permitía la enajenación de activos como ISA, Cenit y las electrificadoras pero la Corte Constitucional lo tumba.

En las respuestas al cuestionario que realizamos para la audiencia pública en Defensa de la empresa de interconexión, lo volvieron a mencionar: Si bien es cierto que esta empresa es significativa (…) también es cierto que no es fundamental la participación del Estado en este tipo de compañías para que operen adecuadamente en el mercado. No les molesta la empresa, les molesta el Estado.

Ahora, Carrasquilla insiste la privatización por la puerta de atrás, utilizando las acciones de Ecopetrol. Si le digo que el marrano es mono, es porque tengo los pelos en la mano, dicen en Antioquia.

¿Por qué este negocio sí aumenta la privatización?

Sí es privatización porque vende el 8.8% de las acciones de Ecopetrol que pertenecen al Estado, la endeudan, que es otra forma de privatizar, desinvierten en activos no estratégicos (no se sabe cuáles) y se hacen con ISA que nada tiene que ver con su línea de negocios.

En el caso de ISA. El 51.4 pertenece a la nación. Al ser comprada por Ecopetrol, un 10.13% pasa a manos privadas. Los colombianos perdemos participación que se verá reflejada en la distribución de dividendos. ¿A dónde irán? Al 20% de privados en Ecopetrol, entre los que se cuentan JP Morgan y los fondos privados de pensiones.

¿Es un negocio verde, a favor del ambiente?

No. No tiene nada que ver. El Presidente de ECOPETROL habla de comprar ISA para encarar la transición energética, pero ISA no genera energía. Es más, no cambia la forma de producción de ECOPETROL.

Es un argumento débil que incluso utilizó el senador Gustavo Petro utilizó para respaldar la venta. Ecopetrol debe hacer la transición energética, eso no se niega, pero pudo empezar comprando ISAGEN u otras empresas.

¿Qué hacer?

Los colombianos deberíamos respaldar al comité ISA no se vende que se conformó con organizaciones sociales, sindicatos, personalidad y diferentes actores políticos para defender el patrimonio público. De igual manera, no creer en las palabras de Carrasquilla y Duque. El historial de privatizaciones los traiciona.

2 comentarios

  1. Debemos defender lo público, es patrimonio del país, es claro que este negocio es una trampa, no se puede permitir, la movilización social es la solución

  2. Tenemos un gobierno tan corrupto y mal administrador que solo piensa en el bienestar de unos pocos, y siempre esos pocos son los mismos que nos tienen desangrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.